debuté como travestí

Hola a todos los lectores, mi historia como travestí empezó hace un par de años atrás, conseguí un trabajo en un lugar conocido porque en las noches se reunían los travestís a buscar clientes al paso, en varias oportunidades me había tenido que quedar hasta las once o doce de la noche trabajando, e irremediablemente al salir hacia mi casa tenia que toparme con varios de estas chicas de la calle, al principio las miraba con rechazo y desdén , pero con el pasar del tiempo le encontré curiosidad, incluso, en varias oportunidades me he quedado excitado al ver a varias travestís lindas y de buen cuerpo, saludándome al pasar y riéndose por su atrevimiento, con el tiempo terminé saludando y piropeando a algunas de ellas.

Un día al salir del trabajo, me encuentro con Valeska, una linda travestí, alta, voluptuosa y bien formada, de unos 24 años, me saludo cortesmente y decidí quedarme a charlar con ella, hablamos un largo rato tonterías hasta que me pregunto: te he visto vernos con mucha curiosidad, quieres tener sexo con una de nosotras, o tal vez quieras ser una de nosotras, me quede helado con la pregunta, como que si hubiera descubierto una parte de mi que tenia negada, solo atine a decirle, quisiera ser como tú, no se porque lo dije, me asusté al descubrirme, ella se dió cuenta de mi reacción y me dijo, vamos, acompáñame, me agarro de la mano y yo la seguí sin poner objeción, fuimos a su departamento, entramos hasta su habitación, y me dijo, tengo una ropa que te puede quedar, pero primero tenemos que convertirte en nena, me llevo al baño, me desnudo por completo y me hecho en todo mi cuerpo una crema depilatoria, estuvo media hora sacandome todo el pelo de mi cuerpo, cuando termino me acerco al espejo, quede sorprendido al verme totalmente lampiño, me dijo, que lindo cuerpo tienes, y si, yo me di cuenta que tenia una linda cola y unas maravillosas piernas, luego me entrego un concheto, unas medias negras, un calzoncito negro, tipo hilo dental, un sostén que tenia unos senos plásticos talla grande, y un vestido rojo muy alto que se pegaba a mi cuerpo, me sentó en una silla y me puso una linda peluca pelirroja y me maquillo el rostro, cuando termino me mire en el espejo, era una chica preciosa!!!, conversamos u rato y me dijo, quieres salir a la calle a pasear? si le dije de inmediato, ella me respondió, ojo que si decides salir, puede ser que se acerque un tipo y te pida sexo, yo afirmé con la cabeza, estaba decidido a salir a la calle, a que me vean toda una mujer, y así fué, caminamos por las calles en la oscuridad de la noche, cientos de autos pasaban y las luces me ponían nerviosa y excitada, algunos transeúntes se quedaban mirándome, algunos me silbaban y me decían lo linda que estaba, y lo deseoso que estaban de hacerme el amor, hasta un tipo medio borracho se acercó a mi y me metió su gruesa y grande mano en mi cola, Valeska me miraba y se reía, me decía que tendría que tener cuidado y no dejarme manosear fácilmente, porque podría tener problemas, llevamos hasta un parque, en donde había una veintena de travestis, allí fue donde la perdí, estaba un asustado porque ella tenia todos mis documentos y las llaves de mi departamento, decidí volver a su departamento sola, caminé por las calles de regreso a su casa con ese temor y excitación de hacer algo prohibido, mi corazón palpitaba fuerte, me sentía poseída por mi cuerpo, por el rol que estaba desempeñando, no era en ese momento un hombre, era un travestí, una nena que llamaba la atención de la gente, llegue a su piso y ella no estaba, esperando que llegara llego un vecino suyo, un tipo de unos 50 años, grande y fornido, se quedo mirándome con su cara de pervertido, yo estaba en mi climax máximo, me excitaba ver como me deseaba, se acerco a mi y me dijo… que rica eres, y me apretó fuerte la cola, yo me quede asustada y no atine a decirle nada, me quede inmóvil, el tipo aprovecho para seguir tocándome toda, en eso tomo de mi mano y me metió a su departamento, me llevo hasta su habitación, y me sentó en su cama, se sentó al lado mio y me empezó acariciar mis hombros y besar el cuello diciéndome lo rica que estaba, yo estaba en una nube, asustado y excitado, en eso se levantó y se quitó el pantalón y el calzoncillo, dejándome ver una gran verga gruesa y cabezona, apuntando al cielo!!! me tomo el rostro y me dijo, no temas, yo te lo voy a hacer muy rico y con delicadeza, me dio un beso en los labios y acerco su verga a mi boca, inmediatamente abrí la boca y deje que su enorme polla entre todo lo que pueda, se la chupe con avidez y con mucho gusto, nunca había probado una verga, pero me imagine ser una putita de las películas pornos que siempre veía, lamia y chupaba la verga con gusto, como si fuera un helado de carne, jugaba con mi lengua en su cabeza, mordía suavemente el cuellos de esa rica y deliciosa verga, la tragaba todo lo que podía, chupaba lentamente y luego con fuerza, el tipo estaba extasiado, pensó que era una hábil y experimentada mamadora, seguí chupando la verga cada vez más y mas rápido, hasta sentir su semen en mi garganta, chorros y chorros de su espesa leche en mi boca, una sabor delicioso, la tome con mucho agrado sin desperdiciar una sola gota de ella, sorpresa mía fue al darme cuenta que este viejo seguía erecto!!! y con su verga cada vez mas dura!!, el me volteo boca a abajo, levanto mi vestido y me quito el concheto y el calzoncito, levanto mi cintura y puso al aire mi redonda y carnosa cola, metió su boca en mi anito chupando con avidez y maestría, me mojo todo el ano para luego meter su dedo en el, tratando de dilatarlo y llenándolo de saliva, en eso, siento que pone su cabeza gruesa y dura en la entrada de mi ano que estaba sediento y ansioso de verga, de una sola metida enterró sus 20 cms. de pura carne y nervio, un dolor insoportable recorrió todo mi cuerpo, me sentí desfallecer del dolor, pero el cogió mis nalgas con fuerza y las separo, tratando de disminuir este dolor, se quedo quieto unos segundos para luego empezar a bombearme, primero lentamente y luego cada vez mas fuerte, sentía como esa enorme verga entraba y salia de mi ano, su enorme peso encima mio me llenaba de placer, esa pija enorme rompiéndome toda, haciéndome suya, volviéndome una perra en celo, me volvía loca sintiendo poseerme, la respiración del viejo en mi cuello, su baba en mi oreja, su lengua recorrer mi mejilla, mi oído y mi cuello, sus palabras de excitación me hacían volver una loca deseosa de su sexo, eres mi putita rica, eres mi perrita en celo, gime, gime como puta me decía, y yo extasiada y obediente le reclamaba cada vez mas, dame duro papi, métemela toda, revientame la cola mi amor! , me dio una cogida maravillosa, empezó a moverse cada vez mas y mas rápido, hasta que senti toda su leche dentro mio, me eyaculo hasta las entrañas, que forma de eyacular, no paraba nunca su arremetidas hacia mi, como queriendo meter hasta los testículos hizo que se me salga el semen de placer, nos quedamos un largo rato tendidos en la cama, hasta que me di cuenta que amanecía, donde me levante y le dije que me habia encantado ser su mujer, y que de hecho iba a volver.